Skip to main content

Chanel patrocina los trabajos de restauración de la rosaleda del Real Jardín Botánico de Madrid con motivo de la celebración del 100 aniversario del Nº5

Desde la creación del perfume Nº 5 en 1921, Gabrielle Chanel nunca dejó de velar por la calidad de las materias primas utilizadas. En 1987 se firmó un acuerdo de colaboración con el mayor productor logal de flores de Grasse para mantener los cultivos de la Rosa Centifolia de mayor y el Jamín y  preservar la misma calidad olfativa del extracto del Nº 5 original.

Desde entonces, en todos sus productos de belleza Chanel mantiene este compromiso con la naturaleza: es la base de su inspiración y el origen de sus conocimientos, crea cultivos justos en colaboración con sus productores en todo el mundo, preserva la biodiversidad y valora la tierra desde un punto de vista agroecológico, protegiendo los patrimonios vinculados a las plantas. Auténticos laboratorios a cielo abierto: desde Francia para la Rosa y Jazmín de Grasse y la Camelia en Gaujac, hasta Madagascar con La Vainilla Planifolia o Costa Rica con el Café Verde para citar algunos de ellos.

Proyecto de restauración de la rosaleda del Real Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es el Jardín histórico, artístico y científico más emblemático de España fundado el 17 de octubre de 1755, cuya misión es la de promover el conocimiento, la conservación y el disfrute de las plantas y hongos cuyos resultados divulgan a la comunidad científica y a los ciudadanos la exhibición de plantas vivas y la conservación de plantas secas en su herbario. Además contiene un importante archivo y una biblioteca en donde se conservan documentos, dibujos y publicaciones de la historia de la botánica española desde el siglo XVI y de las expediciones botánicas de los siglos XVIII y XIX.

También desarrolla programas educativos sobre el mundo vegetal dirigidos a niños y adultos.

La Rosaleda del RJB-CSIC es un espacio único de 2.800 m2, situado en los cuatro cuadros centrales de la terraza inferior del jardín, la más cercana al Paseo del Prado y adyacente a la Puerta del Rey, puerta diseñada por Francisco Sabatini, que reúne más de 140 especies de rosas provenientes de los rosales donados por la marquesa Blanca de Urquijo, de los rosales antiguos intercambiados con la rosaleda del parque del Oeste y, desde hace unos años, de los rosales que constituyen la colección de rosas silvestres de la Península Ibérica obtenidos en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid.

Proyecto de restauración de la rosaleda del Real Jardín Botánico

Los trabajos se realizarán en los cuatro cuadros que forman la Rosaleda, con el fin de mejorar tanto el estado de los rosales en la parte subterránea como en la parte aérea, además de enriquecer las secciones con nuevos rosales de los siglos XVIII y XIX.

Con esta colaboración, Chanel y el Real Jardín Botánico, gracias a su práctica experimentada en el arte de la jardinería y la conservación de un patrimonio histórico y cultural, seguirán ofreciendo a todos sus visitantes un lugar único para disfrutar de sus flores y jardines.