Trucos de aplicación del perfume

Desde la Academia del Perfume, compartimos algunos trucos para la aplicación de los perfumes.

Vaporizar en puntos estratégicos
Lo ideal es vaporizarlo en aquellos puntos “estratégicos” de nuestro cuerpo, coincidiendo con las zonas pulsátiles. Estas zonas son aquellas en las que hay pulso, es decir, donde mejor se percibe nuestra frecuencia cardíaca. La razón principal es que esas pequeñas vibraciones de nuestro pulso facilitan que se liberen las moléculas olfativas de forma progresiva, con el objetivo de que se prolongue su efecto y potencie la presencia del perfume en nuestra piel.

Los puntos clave
Te damos más pistas. Esos puntos estratégicos son zonas como detrás de las orejas, la parte interna de las muñecas, el escote, los tobillos o detrás de las rodillas. Algunas de ellas pueden resultar muy sensuales en las distancias cortas.

Deja huella
Si lo que te gusta es dejar una estela tras tu paso, puedes perfumarte en la zona de la nuca, así conseguimos mantener la huella que deja nuestra fragancia detrás de nosotros.

Un paso de baile bajo la lluvia atomizada de tu fragancia…En lugar de aplicarla sobre zonas concretas, ¿has probado a antes de vestirte, vaporizar en el aire y colocarte debajo, acentuando el momento con un giro como si fuera un paso de baile, para que se deposite suavemente sobre tu cuerpo? Puedes cerrar los ojos modo “ensoñación” y así evitas que penetre en los mismos mientras imaginas una escena de película.

Ten en cuenta la intensidad de tu fragancia
No es lo mismo eau de toilette que un extracto o parfum. Y no es lo mismo una fragancia cítrica, más volátil, que otras amaderadas o especiadas. El sillage es un término de origen francés, que significa estela, que se refiere a la capacidad de ciertas notas olfativas de dejarse notar y sentir en un perfume. Si es potente, bastará con una aplicación más tenue porque su efecto se hará notar fácilmente y no será necesario repetir la aplicación a lo largo del día.

Duración de la fragancia
En ocasiones tenemos la falsa sensación de menor duración de la real de nuestra fragancia. Esto sucede porque nuestra nariz se ha acostumbrado. Siempre puedes preguntar a una persona de confianza para tener una idea de la duración real antes de volver a aplicar. Y no siempre sucede, es cierto que hay notas olfativas que son más volátiles y requieren mayor repetición de aplicaciones.

Complementos de la fragancia
Muchas fragancias ofrecen, además del perfume, los complementos perfumados como gel de ducha o body milk. Son una buena estrategia para no mezclar olores de diferentes productos y, por ejemplo, un body milk aplicado al salir de la ducha ayudara a “sellar” más tiempo de tu fragancia sobre la piel.

Evita la exposición al sol
Evita vaporizar el perfume en zonas exteriores y expuestas al sol.