Skip to main content

24 de enero de 2022

Thierry Mugler, el "Angel" del perfumeRendimos homenaje a Thierry Mugler, que revolucionó la moda en los 80, sus colecciones atrevidas, su triángulo invertido y sus desfiles extravagantes.

Mugler hizo historia en la perfumería con su fragancia “Angel” en 1992, con la que creó una nueva tendencia inimaginable en aquel momento. Eran años de fragancias no gender y de bouquet florales y él quiso transgredir con un perfume goloso, con notas de repostería, precursor de lo que hoy es la familia olfativa “gourmand”. Con Oliver Cresp e Yves de Chiris como narices, se atrevió a marcar un camino sin precedentes, sin flores y con una sobredosis de materias primas adictivas que refuerzan la sensualidad, un himno al placer, una fragancia carnal y sensual.

Para los Académicos de la Academia del Perfume, “Angel marcó el inicio de la perfumería gourmand, muy innovadora por no llevar flor y por la nota praliné gourmand, así como por la cantidad de patchouli, generando una adicción por la fusión de gusto y olor. Es salvaje en su concepto, la perfumería femenina de los últimos 40 años no se podría explicar sin ella, es historia de la perfumería”.

Gracias, Thierry Mugler, por el gran legado. Descansa en paz, «Ángel” de la moda y del perfume.

 

Rendimos homenaje a Thierry Mugler, que revolucionó la moda en los 80, sus colecciones atrevidas, su triángulo invertido y sus desfiles extravagantes.

Mugler hizo historia en la perfumería con su fragancia “Angel” en 1992, con la que creó una nueva tendencia inimaginable en aquel momento. Eran años de fragancias no gender y de bouquet florales y él quiso transgredir con un perfume goloso, con notas de repostería, precursor de lo que hoy es la familia olfativa “gourmand”. Con Oliver Cresp e Yves de Chiris como narices, se atrevió a marcar un camino sin precedentes, sin flores y con una sobredosis de materias primas adictivas que refuerzan la sensualidad, un himno al placer, una fragancia carnal y sensual.

Para los Académicos de la Academia del Perfume, “Angel marcó el inicio de la perfumería gourmand, muy innovadora por no llevar flor y por la nota praliné gourmand, así como por la cantidad de patchouli, generando una adicción por la fusión de gusto y olor. Es salvaje en su concepto, la perfumería femenina de los últimos 40 años no se podría explicar sin ella, es historia de la perfumería”.

Gracias, Thierry Mugler, por el gran legado. Descansa en paz, «Ángel” de la moda y del perfume.