En el marco de la cumbre de perfumistas en el que La Academia del Perfume albergó en su sede una mesa redonda con la élite mundial de perfumistas de habla hispana del mundo durante la tarde, tuvo lugar el solemne acto de ingreso de nuevos académicos en el seno de la Academia del Perfume.

En una emotiva ceremonia en la Real Academia Española, con asistencia de los representantes del sector del perfume, se celebró el acto de ingreso de nuevos Académicos en el seno de la Academia del Perfume, uniéndose al grupo constituido originalmente en 2017 en el que, como académicos de número, se habían unido perfumistas de la talla de Alberto Morillas, Emilio Valeros, Ramón Monegal, Elisabeth Vidal, Agustí Vidal o Josep Feliú; como académicos de mérito, personalidades del mundo empresarial y de la comunicación que han desempeñado un importante papel a la hora de dar visibilidad al perfume, como Covadonga O´Shea, Charo Izquierdo y Ernesto Ventós y como académicos de honor, Enrique Loewe y Juan Luna.

Acto de ingreso de Académicos en la RAE

El maestro perfumista Carlos Benaïm, quien no pudo asistir en su momento, fue tratado con los honores de nuevo académico. Junto con él, se nombró a los nuevos académicos de número los perfumistas Olivier Cresp, Rodrigo Flores-Roux y Jordi Fernández y, en remoto, el académico de mérito el chef Ramón Freixa.

La ceremonia estuvo presidida por Juan Pedro Abeniacar, presidente de la Academia del Perfume, la escritora Soledad Puértolas, representante institucional de la RAE y Val Díez, directora Ejecutiva de la Academia del Perfume y secretaria de su patronato. Puértolas, académica de la RAE, expresó lo difícil que era expresar en lenguaje la cantidad de matices sensoriales y olfativos del mundo del perfume, así como las oportunidades de mayor divulgación en la sociedad española de este universo, animando a impulsar proyectos en este sentido.

Grupo de Académicos y Patronos

Los nuevos académicos recibieron sus diplomas y medallas, fabricadas en la Real Fábrica de Cristales de La Granja, y dedicaron unas emotivas palabras, transmitiendo con entusiasmo su ilusión por haber sido designados académicos de número de la Academia del Perfume.