«La profesión de perfumista no se puede dejar, se lleva en la sangre». Tras décadas como perfumista de la casa Loewe, nuestro Académico de Número Emilio Valeros ahora se dedica a impulsar el apasionante mundo de los campos de lavanda.

¿Quieres saber más? ¡Dale al play!