Nuestro Académico de Honor Juan Luna alude a las emociones para contarnos la gran vinculación que existe entre el arte y el perfume, una simbiosis que resulta perfecta y «muy sencilla».