Jueves, 18 de junio de 2020

Ahora más que nunca merece la pena recordar el gran poder evocador del perfume, capaz de conectar nuestras emociones, potenciando nuestro empoderamiento y sensación de bienestar, ayudando a sentirnos mejor en la vuelta al día a día. Hay momentos que huelen a reencuentros, tan necesarios en estos días y que tanto hemos anhelado, y el perfume tiene esa mágica capacidad de conseguir en tan solo unos segundos trasladarnos a prácticamente cualquier recuerdo o deseo.

El pasado 11 de junio tuvo lugar la reunión final en la que los Académicos de la Academia del Perfume eligieron a los “Top 3 Icónicos”. Se trata de los perfumes que ha seleccionado el jurado del selecto grupo de productos que cumplen los estrictos requisitos de esta categoría. La elección tuvo lugar tras revisar el recuento de sus puntuaciones y otra reunión previa que había tenido lugar el 27 de mayo, después de un encuentro virtual con los patronos de la Academia.

Validaron, asimismo, el apasionante proyecto de investigación científica que recibirá el Premio a la Innovación-Sostenibilidad.

La categoría “Icónico” reconoce aquellos perfumes emblemáticos, auténticos iconos, con un valor especial porque en un momento dado hayan tenido importancia histórica en el sector o sean estandarte de una familia olfativa, con un público muy fiel y con una relevancia actual a pesar del tiempo transcurrido desde su lanzamiento, al menos quince años, en un mercado extremadamente dinámico como es el del perfume.

Para puntuarlos, los Académicos tuvieron en cuenta un criterio ponderando tres factores: su olor como factor principal y más importante, seguido de la coherencia del conjunto y la innovación que supuso.

Los «Top 3 Icónicos» de los Premios Academia del Perfume 2020.

Previamente a esta reunión, para llegar a los siete pre-finalistas entre los que tuvo que elegir el Jurado de Académicos, el 25 de febrero tuvo lugar la votación del Jurado de la Distribución, que se encargó de elegir a los nominados que pasarían al microsite, siguiente fase, en el que votaron más de 700 amantes del perfume entre el 9 y 20 de marzo.

El grupo de Académicos se compone de Académicos de Número Carlos Benaïm, Olivier Cresp, Josep Feliú, Jordi Fernández, Rodrigo Flores-Roux, Ramón Monegal, Alberto Morillas, Emilio Valeros, Agustí Vidal y Elisabeth Vidal, los Académicos de Mérito Ramón Freixa, Charo Izquierdo y Covadonga O’Shea y el Académico de Honor Enrique Loewe.

LOS “TOP 3 ICÓNICOS MASCULINOS” Y SUS RAZONES

Los elegidos por los Académicos como “Top 3 Icónicos Masculinos” son las fragancias 4711 Original, CK One de Calvin Klein y Esencia de Loewe EDT.

El jurado expuso los motivos para haber elegido estos tres finalistas, adentrándonos en el universo olfativo y creativo de cada uno de ellos.

En 4711 Original el jurado valoró que se trata de de una auténtica “agua primigenia”. 4711 está vinculada históricamente con el “agua de colonia” de Jean Marie Farina creada en 1709, que no solo bautizó a este tipo de fragancia creada en la ciudad de Colonia, sino que fue la precursora de la familia cítrica, una de las familias más importantes de la perfumería actual. Así lo reconoció el jurado que expresó que este perfume representa “la estructura clásica del origen de la perfumería, de lo que entendemos como perfume en nuestros días. Muchos de los perfumes actuales no existirían si no se hubiera creado esta agua de colonia”.

CK One de Calvin Klein supone una “auténtica transgresión que se mantiene en la actualidad”. Creada por Alberto Morillas y Harry Fremont, es un perfume de la familia olfativa Cítrica Aromática que redefinió los límites de la fragancia moderna difuminando los limites sociales y de género. El jurado enfatizó la apuesta innovadora en el momento de su lanzamiento, que cambió la tendencia del momento: “Representa una clara ruptura con la opulencia y la forma de expresarse de la época. Minimalismo, transparencia y frescor en un solo frasco que supuso la innovación e interpretación de las aguas de colonia de los 90.” Los Académicos destacaron también que “este producto icónico y universal consiguió romper en su momento, con una fórmula válida tanto para hombre como para mujer, siguiendo una tendencia minimalista, lo que en perfumería supuso una nueva forma de crear.” 

De Esencia de Loewe destacaron que “es un perfume muy complejo a nivel olfativo, de mucha personalidad, que consiguió marcar nuestra cultura del perfume en España en los años 90”. Creada por los perfumistas Emilio Valeros y Olivier Cresp, es una fragancia que cuenta con más de 200 notas olfativas que se inspiran en el color de los olivos de Andalucía. Apuntaron que “se trata del emblemático fougère por excelencia adaptado a la cultura española, logrando asentarse en nuestro país durante muchos años y que permanece en la actualidad.” Otro factor que destacaron fue el marcado componente emocional: Esencia de Loewe ha sido el primer perfume de muchos hombres en nuestro país.”

LOS “TOP 3 ICÓNICOS FEMENINOS” Y SUS RAZONES

En la versión femenina, el pódium de los tres perfumes seleccionados por el Jurado de Académicos es: Agua Fresca de Rosas de Adolfo Domínguez, Be Delicious de DKNY y Light Blue de Dolce&Gabbana.

Agua Fresca de Rosas de Adolfo Domínguez destaca por la transparencia del producto, que se ha convertido en “un auténtico referente en perfumería femenina en nuestro país”. El perfumista de esta fragancia es Ramón Monegal, el alter ego perfumista de Adolfo Domínguez que con esta fragancia consigue el frescor natural de las rosas de Bulgaria.  Representa la “bipolaridad olfativa, un perfume que presenta un gran equilibrio entre lo clásico y lo moderno, el frescor y la potencia”. Efectivamente, “es tan delicado como persistente, lo que supone en la piel una gran longevidad sin llegar a resultar invasivo”. Aunque lo que se valora es la importancia del perfume en nuestro país, el jurado reseñó que se trata de una creación española que ha trascendido nuestras fronteras, siendo también muy conocido en algunos países de Latinoamérica.

Be Delicious de DKNY destacó por su nivel olfativo tan novedoso y también por la coherencia de su conjunto, incluyendo su atractivo diseño representando una manzana y su comunicación ambientada en “la gran manzana” de Nueva York. El creador de este perfume es Maurice Roucel, quien ha conseguido con esta fragancia “una gran innovación olfativa, muy potente, una auténtica sobredosis de notas verdes y extracto de manzana” que, según los perfumistas, lo han convertido en auténtica leyenda, con una cromatografía digna de estudio. Se trata de un perfume con sentido del humor, muy divertido, reflejo del optimismo de los 2000, tan coloridos, alegres y divertidos”.

Light Blue de Dolce&Gabbana, creada por Olivier Cresp, ha trascendido el concepto de fragancia fresca y mediterránea, convirtiéndose en un retrato de la alegría y la sensualidad. Se trata para el jurado de un perfume “cítrico muy novedoso con una sobredosificación de la nota amaderada que aporta notas muy sensuales y duraderas.” Destacaron que marcó “un antes y un después en el mundo del perfume, una fragancia muy coherente y elocuente”. Light Blue, que continúa siendo hoy en día un best seller a pesar de los años trascurridos, “deja un enorme rastro conceptualizado por notas de carácter muy fresco y novedoso”.

LOS PREMIOS 2020 TOMAN VELOCIDAD

El siguiente paso en el avance de los premios es la selección de los finalistas del resto de categorías, otra compleja tarea que corresponde al Jurado de la Prensa, compuesto por los periodistas expertos de los principales títulos de nuestro país. La convocatoria tendrá lugar los próximos días 23 y 24 de junio, en un formato que facilitará la asistencia de los principales medios en grupos muy reducidos y espaciados, siguiendo un estricto protocolo de seguridad conforme a la situación actual. Este jurado elegirá a los finalistas en las categorías Perfume del Año, Lifestyle, Niche-Indie, Mejor Diseño y Mejor Campaña de Comunicación.

El último jurado se reunirá el próximo 14 de julio. Se trata del Jurado de Arte y Cultura, formado por representantes de diferentes disciplinas artísticas y culturales reflejo de la sociedad actual como la danza, la moda, la arquitectura, el cine o la gastronomía, entre otras.

La ceremonia de entrega de premios tendrá lugar, previsiblemente, el 7 de octubre en una gala más emotiva que nunca en la que arte y perfume de nuevo estrecharán lazos con una actuación que no dejará indiferente a nadie y que pretende ser símbolo de la recuperación y de la relevancia del perfume como elemento evocador y de empoderamiento.