Jacinto

«Hyacinthus orientalis»

El jacinto ha servido como fuente de inspiración a lo largo de la historia en la creación de importantes perfumes. Su bulbo está formado por pétalos que desprenden un agradable olor verde floral, intenso, con un toque de canela.

El jacinto recibe su nombre del griego: «flor de la lluvia».

La leyenda griega dice que la flor creció de la sangre de Jacinto, un joven asesinado accidentalmente por Apolo, e incluso hoy, en Grecia, la flor representa el ‘recuerdo’.