¿Sabes qué conexiones existen entre el sentido del olfato y nuestros genes? ¿Has oído hablar alguna vez de la memoria olfativa? ¿Es posible educar de alguna forma la nariz? Estas y otras tantas cuestiones se ha preguntado la revista Telva en un interesante artículo que desvela algunos de los más preciados secretos de uno de nuestros sentidos más poderosos, el olfato, acercando el maravilloso universo del perfume en línea con nuestra misión como Academia del Perfume: la de fomentar la cultura del perfume, así como su divulgación.

Ana Sotillos, Jefa de sección de Fitness y Salud de la revista Telva, habla de la influencia de los aromas en nuestra calidad del sueño, así como del tipo de esencias y perfume que deberían incluirse, por ejemplo, en las cremas de noche para asegurar un buen descanso. Y es que el  sentido del olfato resulta fundamental para el ser humano. Estudios han comprobado que los aromas y, más concretamente, el perfume tienen un efecto muy positivo en nuestra actividad cerebral, pues las frecuencias cerebrales cambian en función de lo que olemos.

También habla del sentido del olfato y de nuestros genes, quienes tienen un papel muy importante a la hora de captar olores. Durante este proceso tan complejo, nuestras neuronas son las encargadas de interpretar las sensaciones procedentes del sentido del olfato y cada una de nuestras neuronas contiene el conjunto completo de 400 genes, encargados de la recepción olfativa.  Avanzando a través de este proceso, somos conscientes de la indudable capacidad de nuestra memoria olfativa, que nos acompaña desde el día que nacemos y permite que, al percibir un aroma, seamos capaces de recordar personas, momentos e incluso lugares. Todo esto se resume en que, cuanto antes comencemos a trabajar y estimular nuestro sentido del olfato, más recuerdos olfativos, generados mediante nuestra capacidad de memoria olfativa, tendremos.

¿Quieres saber más? Estas y muchas más preguntas en Telva. Puedes leer el artículo completo AQUÍ.