Skip to main content

¿Te has preguntado cómo surge el petricor, ese característico olor a tierra mojada, y porqué es más potente con las lluvias de verano? Si sigues nuestras redes sociales, ya sabrás la respuesta, pues os hemos hablado de él en varias ocasiones, así como de la geosmina. La periodista Carol López, en su artículo publicado en El País, ha querido profundizar en este interesante fenómeno, con la colaboración de nuestra Académica Marina Barcenilla, perfumista y científica, Académica del Perfume Sillón Rosa Damascena.

Cómo explica Marina «El petricor es un olor agradable y fresco que acompaña a la lluvia. Se debe al contacto del agua de la lluvia con ciertas sustancias y la tierra, lo que origina una combinación de los aceites de las plantas y de las bacterias presentes en el medio terrestre. Es una combinación de varios elementos: gases atmosféricos, moléculas producidas por bacterias en los ambientes húmedos y compuestos orgánicos aromáticos que se sedimentan en la superficie de arcillas, rocas y plantas”.

Te recomendamos leer el artículo completo, AQUÍ.

 

¿Te has preguntado cómo surge el petricor, ese característico olor a tierra mojada, y porqué es más potente con las lluvias de verano? Si sigues nuestras redes sociales, ya sabrás la respuesta, pues os hemos hablado de él en varias ocasiones, así como de la geosmina. La periodista Carol López, en su artículo publicado en El País, ha querido profundizar en este interesante fenómeno, con la colaboración de nuestra Académica Marina Barcenilla, perfumista y científica, Académica del Perfume Sillón Rosa Damascena.

Cómo explica Marina «El petricor es un olor agradable y fresco que acompaña a la lluvia. Se debe al contacto del agua de la lluvia con ciertas sustancias y la tierra, lo que origina una combinación de los aceites de las plantas y de las bacterias presentes en el medio terrestre. Es una combinación de varios elementos: gases atmosféricos, moléculas producidas por bacterias en los ambientes húmedos y compuestos orgánicos aromáticos que se sedimentan en la superficie de arcillas, rocas y plantas”.