De su origen en 1828 al gran Jacques Guerlain y sus hitos en la historia del perfume

La Academia del Perfume ha puesto en marcha un ciclo de charlas sobre grandes genios de la historia del perfume, personajes míticos de gran relevancia gracias a los cuales el mundo del perfume es hoy lo que es.

La primera charla del ciclo está dedicada a la saga Guerlain, desde sus comienzos con Pierre-François-Pascal Guerlain en 1828 a la actualidad, a través sus sucesores y grandes hitos, con especial énfasis en Jacques Guerlain, una de las narices más importantes de todos los tiempos, cuyo legado perdura hasta nuestros días.

La sesión ha tenido lugar el 15 de enero, dentro de la iniciativa “Los Viernes de la Academia del Perfume” en la que se comparten diferentes temas divulgativos o formativos sobre el universo del perfume. La experta a cargo de la presentación ha sido Laura Romero, Training Manager de la maison en España, quien recorrió la historia de la saga a través de sus grandes perfumistas y de interesantes curiosidades sobre sus más emblemáticas creaciones.

Entre las anécdotas, se habla de la mítica abeja, hoy en día símbolo de la casa, y de su significado, relacionado con la inmortalidad. La abeja se hizo visible en el frasco de la mítica creación Eau de Cologne Impériale, creada para Eugenia de Montijo en sus nupcias con Napoleón III en 1853, con la intención de aliviar sus migrañas. Como tradición, hoy en día los empleados de Guerlain que se casan reciben como regalo de matrimonio un frasco de un litro de esta creación que llevó a la casa a ser nombrada por Napoleón III Proveedor Oficial de la Corte Imperial, un gran impulso para la fama y reputación de la maison en aquel momento.

Después llegó Jicky, en 1889, que combinaba entre sus ingredientes la novedosa cumarina. Se revelaron los motivos por los que al principio fue rechazada por las mujeres, así como por qué fue Jacques, sobrino de Aimé, quien tomó los mandos de la compañía tras este último, y qué ocurrió con la inspiración de una tarde paseando en ese momento que el sol ha perdido su luz.

Mitsouko fue otra emblemática y original creación inspirada en un precioso misterio, precursora de la familia Chypre. La relación de Jacques Guerlain con el famoso escritor Antoine de Saint-Exupéry fue el germen de otra de las grandes creaciones de 1933 sobre las que habla Laura en su charla, dejando para el final con mayor detenimiento la mítica Shalimar, la primera fragancia oriental femenina con anécdotas que parecen salidas del cuento de las 1.001 noches.

Todas estas curiosidades, así como la pasión por las materias primas, reflejadas en el sello de la casa, la “Guerlinade”, se desvelan en la grabación que se puede ver a continuación:

Agradecemos a Laura Romero y a la maison Guerlain su participación en este ciclo y la amabilidad de permitir poner a disposición de los seguidores de la Academia del Perfume este vídeo.